Nunca tantos debieron tanto a tan pocos

Los pilotos de la RAF (Royal Air Force), que hicieron frente a los aviones alemanes durante la Batalla de Inglaterra en el verano de 1940, recibieron todo tipo de reconocimientos y homenajes por el valor demostrado durante los combates aéreos. El pueblo británico quedó en deuda con ellos, tal y como sentenciaba la famosa frase de Churchill:
Nunca tantos debieron tanto a tan pocos.

El contrapunto humorístico lo pusieron aquellos valerosos pilotos. Teniendo en cuenta que sus breves descansos los pasaban en el bar del aeródromo, los aguerridos aviadores aseguraban que Churchill, al pronunciar esta frase, se refería seguramente a la factura de sus cervezas.

1 comentario:

er_Nico dijo...

Muy bueno, vamos subiendo en calidad ;-)