¿El patinaje artístico es aburrido?

Este es uno de esos grandes momentos del deporte en los que la innovación y tener un buen par de huevos -y no estoy hablando de los del disfraz-, hacen que merezca la pena recordar lo que sucedió allá por abril del 2001 en una exhibición de este deporte.



Llegó el señor Evgeni Plushenko, tres veces campeón del mundo y pensó: "estos se van a quedar flipaos" y así fue.
Genial, ¿verdad?

No hay comentarios: