El poder de la física

Los materiales diamagnéticos tienen la propiedad de repeler los campos magnéticos. Esto viene a ser como poner dos imanes con la cara positiva (o negativa) de uno y otro de frente, lo que hace que se separen.
¿Quién no ha jugado nunca a colocar dos imanes de esta forma para intentar que uno de ellos flote? Vale, puede que no sea tu caso, pero yo sí lo he intentado muchas veces y nunca pude mantener un imán flotando sobre otro sin sujetarlo, siempre se daba la vuelta. Pero entonces...



¿Cómo lo han consenguido?
Resulta que los materiales superconductores (que no tienen pérdidas ni ofrecen resistencia en la conductividad eléctrica) son diamagnéticos perfectos. ¿Qué significa esto? Que a efectos prácticos, no les influyen otros campos magnéticos con lo que es posible que se consiga una situación de equilibrio entre los imanes del experimento.
Desgraciadamente para conseguir que un material sea superconductor a día de hoy hace falta que esté a una temperatura muy baja, rondando los -273ºC (el cero absoluto). De ahí que en el vídeo enfríen con nitrógeno líquido el imán de abajo.
Al soltar el imán superior sobre el diamagnético, el primero inducirá una corriente eléctrica sobre el segundo, creando un dipolo que se opone a la fuerza que hace que se acerquen los imanes, con lo que la corriente que se induce los repelerá. Si quisiéramos alejar el imán que levita del otro, esta corriente inducida lo que haría sería atraerlo.

Hay otros vídeos muy curiosos en los que se ha repetido el experimento pero usando animales, por ejemplo en el que un sapo vivo levita sobre un campo magnético. Para verlos pásate por aquí.

Fuentes y más información sobre el tema: curiosoperoinutil.com y Wikipedia

Probablemente haya algún error en el texto pues no soy un experto en física, así que si encuentras alguno y me lo comunicas, no tardaré en corregirlo.

No hay comentarios: