¡¡¡Campeones!!!

Antes del partido: pesimismo unos, optimismo otros, esperanza todos.
Durante el partido: miedo, alegría (un gol), nervios, impaciencia, algún que otro susto.
Y con el 0-1 ya definitivo: euforia, alegría y orgullo.
¡Vaya partidazo!

Desde el año 1964 no había ganado España un campeonato europeo de fútbol. Hoy tocaba ganar y así ha sido.
Esto lo redacta una persona a la que el fútbol no le quita el sueño. Incluso muchas veces le parece aburrido. Pero este domingo 29 de junio del 2008 no es el caso. Hoy ha sido un día en que el orgullo español -ese orgullo que solo surge cuando hay guiris de por medio- ha hecho que el fútbol tome la suficiente importancia como para que deje a un lado cualquier otra cosa.
No solo ha ganado la selección española, sino que ha ganado cualquier persona que se sienta español. Por este motivo y sin extenderme más, que para eso está la prensa especializada, no puedo decir otra cosa más que:
¡Enhorabuena!

Don Álvaro de Bazán, héroe en Lepanto

Esos personajes de la historia que si fuesen estadounidenses tendrían decenas de películas recordando sus gestas, en nuestro país son los grandes olvidados. ¿Quién no conoce al general Washington, a Buffalo Bill o tantos otros americanos y sin embargo, piensa que Patapalo es un pirata de un cuento infantil? Pocos se acuerdan ya de lo que llegó a ser España y menos aún de esos héroes la llevaron a lo más alto.
Yo no me excluyo y,
en mi gran ignorancia, desconocía hasta hace poco la existencia de este gran hombre. Fue la curiosidad leyendo una noticia sobre una fragata que lleva su nombre la que me ha llevado a escribir esto. No me voy a extender mucho con su vida -que para eso pongo las fuentes de donde saco la información-. Sólo remarcaré lo que más me ha llamado la atención. Comienzo.
_______

Segunda mitad del siglo XVI. Gobernaba el Prudente un Imperio cuyas noches no eran capaces de cubrir. En esta época hubo un marino
que marcó esa pequeña diferencia que hace decantar la balanza hacia la victoria en una batalla tan importante como fue la de Lepanto.
Pero vayamos poco a poco, que aún es pronto para adentrarse en el episodio que dejó manco con veinticuatro años a Cervantes.

De ascendencia navarra, nació
el 12 de diciembre del año 1526 en Granada y ya comienza su leyenda sirviendo joven a Carlos I cuando, bajo el mando de su padre en su escuadra de galeras, venció a unos corsarios franceses en Galicia.
En 1568 fue nombrado
Capitán General de las galeras de Nápoles dedicándose desde entonces a combatir a los piratas del norte de África. Prosigue su historia defendiendo de los corsarios ingleses la flota de Indias en Cádiz. Al recibir información sobre unos barcos ingleses que trasportaban armas para los moros de Fez, don Álvaro consiguió detenerlos con su flota, tomando 60 cañones e incendiando 7 carabelas cuyo fin era atacar pesqueros españoles.

Otras campañas en las que participó fueron la
reconquista del Peñón de Vélez de la Gomera, pequeña península española en el norte de África, al lado de Alhucemas y que posee la frontera más pequeña del mundo (85 metros); el desmantelamiento de un refugio de piratas en la desembocadura del Río Martín (Tetuán); el socorro a la isla de Malta; la batalla de Lepanto (1571); y la batalla naval y ocupación de la Isla Tercera en las Azores, con la que el rey le hizo grande de España y Capitán General de la Mar Océana. Esta última se considera como origen de la infantería de marina por emplear por primera vez unidades de infantería de tierra para la ocupación de playa y terreno.

Finalmente murió en Lisboa el
9 de febrero de 1588 mientras preparaba el importantísimo encargo que le confió Felipe II. Estoy hablando de la preparación de la Grande y Felicísima Armada, cuya historia y triste desenlace no es el que nos ocupa en este momento.

Un héroe de Lepanto.
Pero centrémonos en qué modo afectó la presencia de don Álvaro en el enfrentamiento de venecianos, pontificios y españoles contra turcos que lo llevarían a ser el
primer marqués de Santa Cruz.
Bazán se superó a sí mismo y logró ser y con todo acierto el verdadero capitán general de la Armada de la Santa Liga.
-Felipe Olesa

Antes de producirse el combate hubo una pelea del tipo
nosotros tenemos más cojones que los del otro país entre españoles y venecianos en una galera de estos últimos. Esto provocó que el almirante veneciano, de nombre Veniero, mandase ahorcar al capitán de los soldados españoles de esa embarcación. Pero como el que allí mandaba era don Juan de Austria, hizo que le destituyeran poniendo en su lugar a Barbarigo, otro veneciano.
Con este ambiente precedente al combate hubo quien dijo de volverse a España dejando los venecianos a su buenaventura. Pero en ese momento
don Álvaro dejó las cosas bien claras, por una trifulca no iban a tirar por la borda una operación que les había costado tantos meses de preparación.

Adelante, sigamos el parecer del marqués.
-Don Juan de Austria

Días después tuvo lugar el gran acontecimiento. Don Álvaro se encargaría de comandar una escuadra de 30 galeras con la misión de auxiliar o socorrer en la lucha.
En medio del caos del encuentro, tras varias embestidas, llegó un momento en que las dos embarcaciones de los dirigentes de ambas flotas chocaron, provocando el abordaje entre las tripulaciones de don Juan de Austria y Alí Bajá, comandante en jefe de la flota otomana. Ante esta situación las galeras cristianas se colocaron al costado de la de don Juán y a su vez, muchas de las turcas, formándose una piña de embarcaciones que derivaron en una lucha cuerpo a cuerpo.En este momento acudió don Álvaro, impidiendo que llegasen aún más barcos turcos a esta piña. Consiguió prestar ayuda en La Real (la galera de don Juan) enviando unos 200 hombres a un enfrentamiento cuyo resultado fue la cabeza de un Alí Bajá abatido a tiros presentada ante don Juan por uno de los remeros.
La batalla duró sobre una hora y media más dada la resistencia de las barcas capitanas turcas. En esto llegó uno de los comandantes turcos, que aprovechando una brecha que se formó en la escuadra cristiana, embistió contra ella provocando tales daños que podrían girar el rumbo de la contienda hacia la victoria turca. Otra ocasión para nuestro héroe con la que demostrar su determinación y valía. Con ayuda de
ocho galeras capitaneadas por Juan de Cardona, Bazán dispuso su escuadra de reserva y contuvo el nuevo ataque turco.El comandante otomano no tuvo otra solución que la de huir despojándose de varias galeras que había capturado en su ataque con lo que el centro de la flota turca quedó deshecho.
Hubo algunas escaramuzas has
ta el anochecer, pero la suerte ya estaba echada. Echada con la ayuda de uno de los grandes de Nuestra Historia.

No en bronces, que caducan, mortal mano,
Oh católico Sol de los Bazanes
Que ya entre gloriosos capitanes

Eres deidad armada, Marte humano,

Esculpirá tus hechos, sino en vano,

Cuando descubrir quiera tus afanes

Y los bien reportados tafetanes

Del turco, del inglés, del lusitano.

El un mar de tus velas coronado,

De tus remos el otro encanecido,
Tablas serán de cosas tan extrañas.

De la inmortalidad el no cansado

Pincel las logre, y sean tus hazañas

Alma del tiempo, espada del olvido.



-Luis de Góngora y Argote


Este monumento a don Álvaro de Bazán se puede encontrar en la Plaza de la Villa, Madrid. Sin embargo en Granada, lugar donde nació (y motivo por el que he escrito esto), yo no he visto nada en su memoria y me gustaría estar equivocado si afirmo que no lo hay. Me alegraría que alguien pueda rectificarme con respecto a este comentario final y además, se lo agradecería.

ACTUALIZACIÓN:
Existe una pequeña placa en una casa por la zona del Campo del Príncipe en la que reza que nació allí. (Gracias, recobero)

2ª ACTUALIZACIÓN:
Años después de escribir este artículo, alguien lo ha resucitado en el Menéame y ha dado pie a que dejen nuevos comentarios que corrigen unos cuantos fallos (algunos ortográficos, ¡qué vergüenza!) y amplían información, como el caso de la placa en Granada y otros monumentos que recuerdan al personaje de esta entrada. (Gracias, Jorge Martínez, Javier Cuchi, Emilio, Lucas y anónimo).

Fuentes: mgar.net, wikipedia, biografiasyvidas.com

El ave lira

¿Alguien recuerda ese personaje de Loca Academia de Policía que podía imitar cualquier sonido? Se llamaba Michael Winslow y era realmente bueno.



Pero ni punto de comparación con este animalejo que se puede encontrar en Australia.




Esta toma está sacada del documental The Life of Birds y en ella podemos apreciar cómo es capaz de imitar el ruido de una sierra mecánica, una cámara de fotos e incluso la alarma de un coche para cortejar a la hembra.

Fuentes y más información en: Wikipedia; forestman

El cubo de Rubik

La prueba definitiva de que hay gente a la que le sobra bastante tiempo (y no, esa prueba no es este blog):



Pero en estas cosas siempre hay gente con más prisa...



¡A ver quién es capaz de superar el récord del muchacho!

¿Sabías que...?

...Miguel de Cervantes, el manco de Lepanto, no perdió su mano izquierda, sino que se le anquilosó al perder el movimiento de la misma cuando un trozo de plomo le seccionó un nervio.

Al parecer no fueron heridas muy graves y pudo reanudar su vida militar meses después.

Fuente: Wikipedia

¿Sabías que...?

...Benidorm (Alicante) es la población con mayor densidad de rascacielos por habitante del Mundo por detrás de Manhattan.

Un "ajuntamiento" de gitanos

Y así es como se ajuntan los gitanos, en su hábitat natural.



Reconozcamos que el ajuar que hacen es mucho más práctico que el que se hace en los matrimonios de payos. Por lo menos esta gente le va a sacar bastante provecho y no van a tener tropecientas mil mantas, muebles y demás tonterías criando polvo.

¡Tantos años con ellos y aún con tantas diferencias culturales!

NOTA: Recomiendo echarle un vistazo a los elaces que he puesto.

La anguila guineana

Vamos a recordar a ese héroe nacional (de Guinea Ecuatorial) que consiguió participar en los Juegos Olímpicos de Sidney en el 2000 en la disciplina de natación de los 100 metros libres.



Algunos se preguntarán que cómo es posible que llegase a participar si casi se ahoga al final. En estos juegos existía un sistema que permitía la participación de deportistas que provenían de paises en vías de desarrollo. Con este sistema no era necesario cumplir con los tiempos mínimos asi que nuestro amigo Eric Moussambani consiguió entrar en la competición.
Llegadas las eliminatorias se enfrentó con otros dos nadadores que fueron aceptados del mismo modo en la competición pero fueron descalificados por falsa salida (como se puede apreciar en el vídeo). A nuestro héroe solo le quedó la opción de enfrentarse él solito a 50 metros de agua en línea recta hacia el frente y luego, en sentido contrario, hacia el punto desde el que partió.
Estamos hablando de un señor que a sus 22 años jamás había visto antes una piscina con esas dimensiones y que tan solo hacía ocho meses había comenzado a aprender a nadar en una piscina de 22 metros. Ante esta épica proeza sus palabras de victoria fueron:
Los últimos quince metros han sido muy difíciles

Para que os hagáis una idea, le cronometraron 112,72 segundos. Esta marca viene a ser más del doble que la de sus competidores más rápidos e incluso más lenta que la de 200 metros.

Pero él lo consiguió.

Mitos de gladiadores

Hoy me ha dado la vena histórica y me apetece desmitificar algunas ideas falsas o no demostradas sobre los gladiadores de la antigua Roma. Comienzo con la frase más típica de estos luchadores.

Se presentaron ante el emperador, dispuestos luchar hasta quedar solo uno en pie y pronunciaron con voz fuerte y grave: ¡Ave, César, los que van a morir te saludan!
No hay película de gladiadores en la que no aparezca la famosa frase -que en latín es "morituri te salutant"-. Sin embargo solamente la menciona un historiador llamado Suetonio cuando trata un episodio de unos prisioneros condenados a muerte participando en una naumaquia (una representación de una batalla naval). Para ser más concretos, Suetonio habla de la que organizó el emperador Claudio allá por el 52 d. C. en el lago Fucino para inaugurar los trabajos de drenaje del mismo. Ya que no hay más documentos donde se pueda encontrar otras situaciones en las que se dijeron las famosas palabras, no está probado que se emplearan en todos los juegos de gladiadores.

Muchas veces también se cree que en los combates de gladiadores se luchaba a muerte -sine missione, sin perdón-. Pero esto tampoco es del todo cierto ya que el organizador de los juegos debía pagar el coste del gladiador muerto a su lanista, que era el representante y dueño del gladiador, al que tampoco le interesaba por los costes de la inversión hecha en éste.
Solo al final del Imperio Romano parece ser que aumentó el gusto por este tipo de combates.

El cinematográfico gesto del pulgar que hacia arriba significa que se le perdona la vida y hacia abajo que no se le permite vivir es una de las grandes incógnitas de la historia romana. Hay una teoría que apunta a que significaría todo lo contrario y existen unos relieves en los que se presenta otro gesto para el perdón, dos dedos extendidos como los de un sacerdote bendiciendo.

Termino con un par de curiosidades acerca de esta figura histórica.
Su nombre parece ser que procede de Gladius, la espada corta que usaban las legiones romanas. Aunque en principio era el arma más usada por estos luchadores, disponían de muchas otras distintas.
Hubo gladiadores al final del Imperio Romano cuyo contrato era más caro que el de toda una legión completa en las fronteras germánicas. Algunos dicen que este fue uno de los motivos que contribuyeron al declive de esta civilización.

Fuentes: Wikipedia; Historia National Geographic Nº 53

De senderismo

A los que le guste el senderismo y eso de ir por el monte y sean de Granada o alrededores, lo de hacer la Vereda de la Estrella les parecerá bastante fácil y agradable pues es un camino muy bueno y precioso.
Además, en ese sendero te puedes topar con Manuel el Púa y trabajar un poco a cambio de una cerveza Especial Alhambra en uno de los baretos de la carretera que lleva al barranco de San Juan.
Para convencerte, te dirá que se pensaba que erais unos guiris, pero que al ver que sois españoles tenéis cojones, no como los franceses maricones esos que no le hicieron caso -aquí es donde deberías empezar a sospechar-. Entonces te llevará por unas escaleras que cruzan el río y llegarás a un huerto que tiene en la orilla.
El trabajillo que harás con el amigo Manuel consistirá en mover piedras de unos 500 Kg. haciendo palanca con una señal de tráfico que a saber de dónde sacó.
Él te ofrecerá a cambio unos tomates que le podrás pedir si vuelves, pues donde estaban las dichosas piedras tenía pensado sembrarlos. Con toda la calor, haciendo ese esfuerzo, puede que te den ganas de desertar, pero la agilidad mental de Manuel es sorprendente, te ofrecerá una cerveza y volver en coche pagándole al dueño del bar que preste su vehículo.
Al terminar el trabajito le acompañarás por el camino y él te dirá de quién es cada terreno, caseta, chumbera y piedra del camino. Por supuesto, casi todo es suyo; como dijo un colega mío en ese momento: "Mira Simba, todo lo que baña la luz es mío". También te enseñará que los de la Zubia son los desterrados de Granada y que en Huétor Vega se hacen sombreros viejos -sí, desde el momento en que se fabrican ya son viejos-.
Otra de sus historias es la de los jipes (lo que nosotros conocemos como hippies) que están llegando allí. Al llegar a uno de los puentes de la carretera te mostrará que al borde de donde comienza la barandilla del puente hay un terraplén lleno de zarzas. Pues bien, allí se quedó atrancado a punto de caerse uno de estos jipes con su motillo y él, como un héroe defensor de la tierra donde vive, no tuvo otra ocurrencia que empujar a este jipe con su moto a patadas para tirarlo. El jipe llamó a la Benemérita, por supuesto, pero éstos no le dieron importancia y Manuel se apuntó esa gran victoria.
Por supuesto que al final habrá coche, pero por lo menos la cerveza te la pimplarás merecidamente y te sentará como la mejor cerveza que jamás hayas tomado.
En definitiva, sabemos que con una cerveza está muy mal pagado, pero con todo lo que nos enseñó nos fue suficiente.... vale, no tiene justificación, somos tontos.
_________________________

Otra alternativa es la que hay en el desfiladero de los Gaitanes, en Málaga. Si lo de ir a la Vereda de la Estrella con Manuel el Púa te sabe a poco, puede que recorrer los tres kilómetros del Caminito del Rey te parezca más emocinante.



Sólo con ver los agujeros del principio yo me habría dado la vuelta en ese momento. Me habría perdido unas vistas preciosas, lo sé, pero me conformo con las que grabó el del vídeo. Además, prefiero perderme esas vistas a perder la vida, como es el caso de varios excursionistas.

Ahora voy a dar un poquito de más información con ayuda de la Wikipedia:
A principios del siglo XX la Sociedad Hidroeléctrica del Chorro necesitaba un camino por el Desfiladero de los Gaitanes para unir el Salto del Gaitanejo y el Salto del Chorro para transportar materiales para terminar la presa del Conde del Guadalhorce. Tardaron 4 años en terminarlo (1901-05). En el año 1921 el rey Alfonso XIII asistió a la inauguración de la presa cruzando este camino, lo que le da su nombre.
Al quedar abandonado, el paso del tiempo hizo que el camino creciese en peligrosidad. El camino no tiene barandilla en casi todo el recorrido y gran parte está derrumbada o a punto de derrumbarse. Esto le dio bastante fama al paso y, a su vez, provocó numerosos accidentes y muertes, con lo que ganó aún más fama.
Debido a la muerte de cuatro excursionistas la Junta de Andalucía demolió el principio del camino y decidió sancionar con 6000€ al que transite el paso, pero esto no ha evitado que siga habiendo excursionistas que se atrevan con él.
Finalmente, la Diputación de Málaga y la Junta tienen pensado rehabilitar el camino.

Fuentes y fotografías del Caminito del Rey: Wikipedia